OLVÍDATE DE LA DEPILACIÓN

foto

 

… con el tratamiento de Luz Pulsada.

¿De qué se trata? Técnica con luz intensa que destruye, progresivamente, la raíz del vello

¿Resultados? Desde la primera sesión

¿Quién se puede hacer este tratamiento? Se realiza un diagnóstico previo, para ver el estado de la piel, el color del vello y sobre todo, para descartar posibles contra indicaciones; De esta forma, se personaliza el tratamiento, adaptando la intensidad de la luz en los diferentes casos

¿Qué efectos secundarios tiene? Se puede producir un enrojecimiento de forma puntual, fruto del calor producido por la luz

¿Se agrede la piel? Cuidamos la piel en todo momento… Trabajamos con gel conductor efecto frío, aislando así el calor y la posible molestia generada, y para finalizar se aplica gel de aloe vera con agentes hidratantes, con el fin de calmar la piel y evitar las rojeces

¿Qué número de sesiones se necesitan? Depende del color de la piel y vello, aproximadamente entre 6 y 8

¿Se puede tomar el sol durante el tratamiento? Hay que esperar por lo menos 15 días para exposición directa. Se debe utilizar protección solar alta, mínimo 50. Evitar realizarse el tratamiento en verano

¿Qué pasará si no se tomaran las medidas frente al sol? Pueden aparecer manchas y/o enrojecimiento intenso en la zona

¿Por qué optar por este método de depilación? Es menos doloroso que otras técnicas como la cera. Hace desaparecer alteraciones tales como, la foliculitis. Sobre todo, porque elimina el crecimiento del vello de forma progresiva, siendo de esta forma, una opción rentable, ya que acabado el tratamiento, únicamente se tendría que hacer una o dos sesiones de recordatorio al año

¿Cuándo empezar el tratamiento? A principios de año es una buena fecha, ya que, antes del verano sería aconsejable realizarse, por lo menos las cuatro primeras sesiones, las cuales se realizan una vez al mes, y aproximadamente a partir de la cuarta, se empiezan a espaciar en el tiempo, ya que el poco vello que sigue saliendo, tarda más tiempo en aparecer de nuevo

Si empezáramos el tratamiento después del verano, hay que tener en cuenta que tendríamos que esperar mínimo un mes, para asegurarnos de que la piel esté lo menos bronceada posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*